AustralPhoto logo

EXPEDICIÓN ZORRO ÁRTICO

AVENTURA EN LOS CONFINES DE ISLANDIA

POR MARTA BRETÓ

 

He realizado varias veces expediciones en los fiordos islandeses en busca del zorro ártico y me han pedido haceros una breve descripción de las experiencias vividas, así que allá voy.

 

 

Sobre la expedición hay que recalcar que no se trata de un viaje turístico. Para esta expedición el viajero ha de saber que se pueden pasar varios días alejados del resto del mundo, en un entorno hostil, con bajas temperaturas, tiempo variable pero a veces ventoso y con un objetivo por el que hay que esforzarse y dedicar varias horas al día en silencio o a la espera. Se requiere buen estado físico y de salud.

 

 

El zorro ártico es la estrella de esta expedición. Es, además, el único mamífero endémico de Islandia, teniendo que sobrevivir a unes condiciones muy duras en un entorno hostil y con poca comida. Son animales muy curiosos y, siendo paciente, pueden llegar a acercarse mucho.

Existen dos coloraciones en el pelaje del zorro ártico: el “blue” y el “white”. El blanco es característico del 99% de la población mundial, siendo el “blue” (marrón, en realidad), una verdadera rareza. Y lo más interesante es que en los fiordos del oeste de Islandia, el 80% de los individuos son de esta rara variedad cromática.

 

 

Además de los zorros árticos hay también una gran variedad de aves en la zona. No todas permanecen en invierno, pero existe la posibilidad de ver algunas especies muy interesantes, como la perdiz nival (también en su plumaje de invierno), el eider, el pato arlequín, cuervos y varias especies de gaviotas. En más raras ocasiones pueden verse águilas o incluso algún halcón gerifalte.

 

 

Durante los días en los que he visitado y permanecido en la zona, ocupaba la mayor parte del tiempo en los zorros árticos. La falta de miedo y la curiosidad de estos animales facilitan que podamos hacer fotografías a corta distancia, ya que son los mismos individuos los que se acercan a nosotros y no al revés. Por lo tanto, es una buena idea contar con al menos, un par de objetivos; uno de larga focal para disparar desde la distancia, los primeros planes y abstracciones. En mi caso, para las imágenes de este reportaje utilicé el AF-S NIKKOR 80-400mm f/4.5-5.6 G ED VR, que da una estabilización realmente impresionante (algunas imágenes se dispararon a pulso y con muy poca luz, a 1/60s a 400mm y permanecen en extrema nitidez). Aun así es muy interesante a veces tener a mano una lente angular, que nos permita mantener al animal en su entorno natural y así dar más información en una sola imagen o incluso para los casos en los que el zorro se aproxima hasta distancias más cortas.

 

 

Durante estas prácticas se recomienda traer ropa de colores pálidos (blanco o gris claro) para mimetizarnos al máximo con el entorno y molestar así menos a los animales. También serán de ayuda unos prismáticos y lonas impermeables, que en caso de querer realizar tomas a nivel de suelo nos protegerán del frío y la humedad.

Lógicamente, también se puede aprovechar para fotografiar los paisajes que nos ofrecen los fiordos. Durante las noches de invierno además, es muy probable los cielos se tiñan de verde y rosado por el efecto de las auroras boreales y fotografiarlas se convierte en el reto de todo fotógrafo de naturaleza. Para ello será necesario contar con un buen trípode y un cable disparador o intervalómetro, así como un objetivo bien luminoso (entre 1.2 y 2.8 de apertura máxima sería lo ideal). Tenemos que tener en cuenta que, cuanto más angular sea el objetivo, mayor porción de paisaje y de cielo podremos captar. Una buena propuesta sería el AF-S DX NIKKOR 16-80mm f/2.8-4E ED VR ya que mantiene una buena luminosidad en todo su rango de focales y a su vez nos permite desde un angular potente para estas imágenes más nocturnas hasta un poco de zoom para ocasiones en las que el zorro se mueva hacia nosotros o en dirección contraria, lo cual nos permite reaccionar sin movernos del lugar y por lo tanto, no asustar ni molestar al animal.

 

 

Si esta expedición te ha parecido interesante y si te gustaría vivir una experiencia similar, puedes viajar con Marta Bretó (autora del articulo y sus imágenes) y AUSTRALphoto. Según sus palabras: <<Hemos creado una oportunidad única y muy especial para un grupo extremadamente reducido de máximo 6 viajeros con el objetivo de fotografiar los zorros árticos salvajes con pelaje de invierno en los remotos fiordos islandeses, donde vive la subespecie fuliginosus, la única del mundo que tiene el 80% de ejemplares de la variedad cromática “blue”.>>

Este viaje no se puede hacer de forma particular; primero porque la casa solo se cede a agencias con garantía, seguro completo y guía profesional, y después porque es muy arriesgado acampar por el peligro de fuertes tormentas. La próxima expedición será del 29 de enero al 8 de febrero de 2019. Puedes ver más detalles aquí: enlace

Y para apuntarte o aclarar cualquier duda, puedes escribir a viajes@australphoto.com o llamar al 636 216 898.

Fecha límite para inscribirse: 28 de septiembre

Página web de Marta Bretó: enlace

* Las imágenes de este artículo forman parte de diversas expediciones a la zona, en diferentes épocas del año.

Síguenos en:
facebook twitter linkedin